Atención Distribuidores: Para iniciar sesión en tu cuenta deberás ingresar tus datos en ¨ZONA DE DISTRIBUIDORES¨, o bien, ingresa a http://distribuidores.biowater.com.mx

El Agua Alcalina Antioxidante y las enfermedades

El Envejecimiento​

Cuando el cuerpo acumula los residuos ácidos y las toxinas debido a un modo de vida poco sano, nuestra sangre se vuelve ácida y turbia. El aporte de oxigeno y de los nutrientes para la regeneración celular se vuelve deficiente y a la vez se genera una gran cantidad de radicales libres que atacan nuestros capilares destruyéndolos. Las células muertas se convierten en desechos ácidos que se acumulan. Entonces aparece el envejecimiento. Nuestra piel pierde elasticidad, aparecen las arrugas, las manchas en la cara, en las manos etc. Los productos cosméticos simplemente tratan la piel superficialmente, la suaviza pero el proceso de destrucción de los capilares sigue. La mejor forma de cuidarse es prevenir ya que una vez que aparecen las arrugas y las manchas de la piel, el efecto de cualquier producto cosmético por muy bueno que sea simplemente es temporal. Rejuvenezca desde el interior bebiendo agua Alcalina antioxidante con una inmejorable capacidad para eliminar los radicales libres de tu cuerpo, una buena dieta equilibrada, suficientes horas de descanso y unos ejercicios físicos moderados.


 


 


 
 

La Obesidad

El problema de la obesidad tiene unos orígenes de factores diferentes como la genética, la ambiental, la psicológica y la de una alimentación excesiva. Cuando uno tiene un habito alimenticio poco adecuado basado en comida rápida de poca calidad, mucha carne, grasa, azúcar, bollería industrial, poca verdura y poca fruta y ingiere bebidas azucaradas, gaseosas y alcohol y hace poco ejercicio físico, aparte de que no gastamos todas las calorías que ingerimos, todos los alimentos poco sanos mencionados excepto las frutas y verduras son de naturaleza ácida. Los desechos y toxinas resultantes de su digestión son de una cantidad abrumadora. Nuestro organismo se ve colapsado y no será capaz de eliminarlos con rapidez. Los ácidos grasos de origen poco saludables junto a todos esos desechos y toxinas acidifican nuestra sangre rápidamente. Nuestra sangre turbia, ácida y espesa circula mucho más lento, el aporte del oxigeno y de los nutrientes a todas nuestras células ineficiente. Nuestro metabolismo se ralentiza drásticamente, los nutrientes que no consumimos se va compactando formando ácidos grasos y entonces se acumulan en los tejidos adiposos formando la grasa corporal. El agua mineral alcalina generado por el purificador Alcalino Antioxidante Biowater con su alta capacidad para devolverle su alcalinidad natural sano a nuestra sangre disuelve los desechos ácidos, los residuos y las toxinas eficazmente para que sean eliminados posteriormente con rapidez a través de la orina, de las heces y del sudor. Hace que nuestra sangre se vuelva alcalina y circule con fluidez vitalizando nuestro cuerpo con un eficiente aporte de oxigeno a todas nuestras células. Por ende optimiza nuestro metabolismo para que queme con rapidez los ácidos grasos y que no se acumulen en los tejidos adiposos formando los depósitos de grasas hipertrofiando dichos tejidos. Pero claro nada hace milagros, si no se acompaña la ingestión recomendada de más de 2 litros diarios de agua alcalina generado por el purificador alcalino antioxidante con una buena dieta equilibrada y una vida activa saludable, adelgazar gradualmente sería imposible.

 

La retencion de liquidos

Una mala dieta como anteriormente mencionada junto a una ingesta de agua insuficiente hace que nuestra sangre se sature de residuos ácidos, desechos y de toxinas. Nuestra sangre se vuelve ácida y espesa, su circulación se vuelve mucho más lenta, el aporte de oxigeno ineficiente. Nuestro organismo no es capaz de eliminar todas las sustancias dañinas por falta de hidratación, entonces se crea un desequilibrio peligroso. Nuestras células para mantener el buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo empiezan a retener agua en sus membranas para preservar su PH natural ligeramente alcalino, entonces aparecen los síntomas de una edema como las piernas hinchadas. Erróneamente mucha gente cuando padecen retención de líquidos dejen de beber agua por miedo a hincharse más , lo que agrava todavía más los síntomas. Beber abundantemente agua mineral alcalina primero ayuda a purificar tu cuerpo eliminando eficazmente todos los residuos ácidos, desechos y las toxinas que contaminan tu organismo. Le devuelve a tu sangre su PH ligeramente alcalino sano, tu circulación sanguínea será fluida. Tus células no tendrán la necesidad de retener más líquidos para luchar contra la acidosis, tu metabolismo funcionará como un reloj eliminando el liquido innecesario para tu cuerpo rápidamente a través de la orina. Por ende los síntomas de la retención de líquidos desaparecerán.


 

 

 

La hipertension

Se habrán dado cuenta hasta ahora que la mayoría de las enfermedades provienen de un modo de vida sedentaria poco saludable con una mala dieta, una insuficiente ingesta de agua de calidad, el estrés diario, una falta de descanso, un ambiente contaminado y los vicios como el tabaco o el alcohol. Cuando los desechos ácidos, residuos y las toxinas generados por nuestro organismo no son eliminados de manera eficaz, nuestra sangre se vuelve ácida. Los residuos ácidos se mezclan con otras sustancias como el magnesio o el calcio formando residuos más grandes y se queda adheridos a nuestras arterias y nuestros capilares taponándolos. La membrana de los glóbulos rojos se tornan más rígidas en ese medio ácido. A la vez se generan muchísimos radicales libres debido a la acidosis que atacan nuestros vasos sanguíneos volviéndolos más rígidos. Entonces nuestro corazón tiene que trabajar mucho más duro para que nuestra sangre circule normalmente y la presión sanguínea sube sin remedio y aparece la hipertensión. El agua mineral alcalina por su alta capacidad para disolver los desechos ácidos para que sean eliminados rápidamente antes de que se acumulen y de devolverle su PH alcalino natural sano a nuestra sangre es la mejor forma de prevenir contra la hipertensión, claro siempre acompañado de una buena dieta saludable y unos ejercicios físicos moderados adaptados al nivel de cada uno..

 

La Osteoporosis

Cuando nuestra sangre se vuelve ácida por llevar una mala dieta con una ingesta insuficiente agua de calidad, nuestro organismo reacciona liberando el calcio de nuestros huesos y nuestros dientes en forma de iones de calcio( Ca2+) para preservar el PH ligeramente alcalino de nuestra sangre. Esto es lo que causa principalmente la osteoporosis si no ponemos ningún remedio para frenar la acidosis sanguínea. Incluso los suplementos de calcio no sirven para nada ya que el calcio ingerido es atrapado por los residuos ácidos metabólicos antes de que lleguen a nuestros huesos o dientes. Se convierten en sustancias sólidas que pueden provocar diferentes patologías. El ácido úrico es el resultado de la descomposición de las proteínas que se convierten automáticamente en sustancias sólidas. Cuando se depositan en las articulaciones, aparecen los dolorosos síntomas de la gota y cuando atraen el calcio forman los nefrolitos que son las piedras en los riñones o en el uretra. Beber agua alcalina antioxidante en abundancia disuelve eficazmente los residuos sólidos como el ácido úrico y los nefrolitos para que sean eliminados a través de la orina. Previene la aparición de la osteoporosis liberando el calcio que estaba atrapado en los residuos sólidos devolviéndole su PH alcalino a nuestra sangre. Y por la misma razón también previene la dolorosa gota al eliminar el ácido úrico.


 

 


 

El Diabetes

El 3 de Diciembre del 2003, el Instituto de Investigación sobre la Medicina Natural de la Universidad de Hansuh de Corea realizó un experimento sobre la eficacia del agua mineral alcalina contra la diabetes. Invitó a varios pacientes con un largo historial de diabetes,los separó en 2 grupos. Al primero grupo se les dio de beber agua alcalina en abundancia, unos 5 litros diarios dejando de lado sus dosis diarias de insulina y el otro grupo siguió normalmente sus inyecciones de insulina. Al principio a los pacientes les costa bastante beberse tanta cantidad.Pero al pasar los días, notaban unas notables mejorías, se sentían con más energía, más ligeros. Entonces no hacia ni falta recordarles de que tenían que beber el agua alcalina, lo tomaban por si solos encantados. El 7 de Enero del 2004, 36 días después procedieron a comparar los niveles de azúcar inicial con el nivel después de la ingesta de agua mineral alcalina: -Younghee Lee de 56 años, padece diabetes desde hacía 9 años, su nivel inicial de 324 se redució a 210. -Gangyeon Lee de 53 años, 14 años de historial, su nivel inicial de 250 bajó a 204 -Boksoon Hwang de 69 años, 17 años de historial, su nivel bajó de 254 a 144 -SungJun Lee de 60 años con un historial de 20 años, su nivel bajó de 400 a 168. Increíblemente el nivel de azúcar que no puede ni ser controlado por la insulina ha sido reducido por el agua alcalina. El nivel de azúcar permanecía estable mientras que en el grupo que siguió el tratamiento normal con insulina, el nivel alto de azúcar apenas había variado. Estos resultados demostraron que el agua mineral alcalina puede tratar la diabetes y prevenir sus síntomas de complicaciones dolorosas.

 

El estreñimiento y la diarrea

Desde hace muchísimos años en Japón, se trataba a los enfermos que padecen disfunciones gástricas y estreñimiento crónico con agua alcalina con muchos éxitos. Prácticamente el porcentaje de curación era total. En 1989 el Dr Kyu Wan Choi de la Universidad de la Escuela Nacional de Medicina de Seúl realizó un interesante estudio sobre el caso del estreñimiento. A los pacientes con un historial de 30 a 40 años padeciendo estreñimiento crónico se les daba de beber agua mineral alcalina durante 4 semanas y midieron la frecuencia de los movimientos de sus intestinos. Se observó que la frecuencia se multiplicó por 2,7 veces y a través de la observación por rayos X de la velocidad de paso de los alimentos por los intestinos, se constató que la velocidad se incrementó un 50%. Cuando las heces entran en los intestinos, tienen un estado semi-liquido. El agua es absorbida según van pasando. Si es absorbida en exceso, aparece el estreñimiento y si es absorbida en deficiencia, aparece la diarrea. La absorción del agua es regulada por la función de la presión osmótica creado por las diferentes concentraciones de minerales. Los propios intestinos segregan una sustancia viscosa que facilita el transito de las heces pero esa secreción se altera cuando nuestra sangre no circula con fluidez debido su acidificación a consecuencia de un modo de vida poco sano. Beber abundantemente agua mineral alcalina purifica nuestra sangre devolviéndole su estado alcalino sano y su circulación fluida. Y aporta la cantidad ideal de minerales esenciales a nuestro organismo para que la absorción del agua a nivel de los intestinos sea adecuado. A priori parece contradictorio decir que el agua mineral alcalina es eficaz contra el estreñimiento y la diarrea crónica pero la función principal que realiza el agua mineral alcalina es preservar la homeostasis dentro de nuestro cuerpo, de ahí su eficacia contra las 2 patologías.

 

Fuentes de informacion y aclaraciones

Advertencia: La información contenida en este apartado no pretende ser ningún consultorio médico. Son datos rigurosamente recogidos de estudios e investigaciones de institutos cientificos y hospitalarios de mucho prestigio en Japón y Corea del Sur. Consulten siempre a su médico de confianza para cualquier problema de salud.

Datos cientificos de referencia:
-Las propiedades del agua mineral alcalina, estudios hechos con ratones por la Yonsei University Wonju Medical School en colaboración con TV pública coreana.
-Institute of Cellular Regulation Technology, Graduate School of Genetic Resources Technology, Kyushu University, Fukuoka, Japan (Instituto de Tecnología de Regulación Celular, Facultad de Tecnología de Investigación Genética de la Universidad Kyushu, Fukuoka, Japón)
-Libro de los estudios de Bioquímica y Biofísica Nº234, p269-274, 1997. Sanetaka Shirahata, Shiigeru kabayama, Mariko Nakano, Takumi Miura, Kenichi Kusumoto, Miho Gotoh, Hidemitsu Hayashi, Kazumichi Otsubo, Shinkatsu Morisawa y Yoshinori Katakura.
-The Korean Journal of Gastroenterology: Vol. 22, Nº 4, 1990 -Im Hwan Roe, Doctor en Medicina y Kyeo Wan Choi, Doctor en Medicina, Departamento de Medicina Interna, Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur.
-Mu Shik Jhon, Doctor en Medicina de la Facultad Avanzada de Ciencia y Tecnología de Corea, Seúl, Corea del Sur.
-Jin Man Kim de la División de Life Science, Centro de R&D, Sunkyong Industries
-Kazuhito Yokoyama, Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina de la Universidad de Tokio.
-Dr Niwa Yukie, Hospital Akasi de Kobe, Japón.
-Dr Nakamura del departamento de Tocología y Ginecología de Hospital de Mishima, Japón.